Ámbitos

Aumenta lista de implicados

  • El centro de operación de la estructura de “El Palidejo” era la quinta El Refugio
Información Adicional

 

Todos los procesados están siendo acusados por crimen organizado, lavado de dinero y transporte internacional de droga. LA PRENSA/ U. MOLINA

 

 

 

Martha Vásquez

 

Ya son 48 las personas que, según la Fiscalía, pertenecen a la estructura narco que operaba en Nicaragua, supuestamente liderada por Henry Fariñas, quien a su vez trabajaba para el tico Alejandro Jiménez, alias “El Palidejo” y el colombiano Francisco García, alias “El Fresa”.

 

Esta lista aún podría ampliarse, advirtió el Ministerio Público, ya que la investigación policial continúa y aún faltan documentos por analizar. Por eso la Fiscalía ha solicitado la tramitación compleja de la causa, que le da el doble de tiempo procesal para operar.

 

La última acusación fue la de el exmagistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, Julio César Osuna y 20 personas más, entre estas los supuestos cabecillas de la ruta narco que trasladaba droga desde Colombia hasta México, pasando por Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Honduras.

 

Aquí también se destacó Karla Fariñas, hermana de Henry Fariñas; José Francisco Osuna, hermano del exmagistrado Osuna; Carolina González, asistente del magistrado y María Isabel Rayo, quienes se encargaban de emitir cédulas a los miembros de la organización para operar sin problemas en el país, según la Fiscalía.

 

CREARON TALLER

 


El centro de operación en Nicaragua era la quinta El Refugio, ubicada en el kilómetro 10 y medio de la Carretera Sur, la que según acusación, se utilizaba para reuniones, cargue y descargue de droga y dinero. Además ahí habitaba “El Palidejo” cuando estaba en Nicaragua.

 

 

Entre los negocios establecidos estaba la importación de vehículos usados, mismos que eran reparados y caleteados para transportar droga en el taller Frío Master, mismo que fue creado para fortalecer su negocio ilícito.

 

Este negocio era manejado por Ramón Rostrán Salinas, experto en reparación de aires acondicionados y Henry Ramón Bermúdez, quien se encargaba de la reparación automotriz. Rostrán también servía de custodia a “El Palidejo”.