Ámbitos

CHN seguirá con proyecto Tumarín

  • Empresa indemnizará con 1,200 dólares por manzana a pobladoresde Apawás
Información Adicional

 

 

 

 

Vladimir Vásquez

 

 

Después de más de seis meses de negociaciones con 164 productores de Apawás, la Central de Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), empresa que construirá el proyecto hidroeléctrico Tumarín, llegó a un acuerdo con ellos a quienes les pagarán 1,200 dólares por manzana de tierra.

 

El presidente de CHN, Marcelo Conde, aseguró que con esto reiniciarán las labores para construir la obra y esperan que “Dios nos ayude” para poder terminar en el 2017.

 

El pago de las indemnizaciones para los 164 productores de Apawás se realizará en el mes de agosto y se extenderá por unos 60 días más.

 

Conde no cree que los retrasos que se generaron tras las protestas de los productores obliguen a extender el plazo de culminación del proyecto.

 

“Tenemos que trabajar pronto, (aprovechar) la canícula y que Dios nos ayude”, reiteró Conde al brindar declaraciones sobre la culminación de las negociaciones con los productores de Apawás.

 

Como parte de estos acuerdos, los productores permitirán que el Gobierno termine la carretera en San Pedro del Norte para que se inicien las obras.

 

ESPERAN QUE CUMPLAN

 

La secretaria de la Comisión de Productores de Apawás, Isabel Díaz, asegura que los demandantes aceptaron que la empresa no les reconozca las mejoras que realizaron en las propiedades, pero también se realizarán nuevas demarcaciones territoriales en las zonas donde hay molestia por parte de algunos pobladores que no están conformes con las mediciones realizadas por catastro.

 

“Les dimos el chance de entrar a un equipo de maquinaria para hacer una trocha, no terminar la carretera y de ahí van a empezar a hacer los pagos”, explicó Díaz a LA PRENSA.

 

Si no se cumple con el calendario de pagos, los productores podrían retomar las protestas que retrasan la culminación del proyecto.

 

TUMARÍN EN OCTUBRE

 

El gerente general de CHN, Roberto Abreu, aseguró que la construcción de Tumarín arrancará en octubre y terminará en el 2017, cuando la obra finalmente empiece a producir los 253 megavatios que se espera pueda contribuir al cambio de la matriz energética.

 

Conde confirmó además, que ya se firmó el contrato que establece el precio del megavatio de energía que se venderá y asegura que este estará por debajo de los 110 dólares por megavatio generado y en un plazo de veinte años esto podría aumentar hasta los 130 dólares.

 

El reciente acuerdo con los productores también genera un aumento de costos para el proyecto que Conde describió como “manejable en sus números”.