Ámbitos

Ataca otro zancudo

  • El zancudo conocido como el “tigre asiático” fue detectado en Honduras
Información Adicional

 

Carla Torres Solórzano

 

 

Mientras funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguran que la ruta de invasión del zancudo Aedes albopictus, también conocido como “tigre asiático”, ha incluido Centroamérica, en Nicaragua hasta el momento se reportan 2,005 casos confirmados de dengue y cinco personas fallecidas, según Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

 

Este tipo de zancudo es el principal transmisor de dengue en los países asiáticos, fue detectado en Honduras, según medios locales.

 

El Aedes albopictus se caracteriza por su coloración negra y blanca en el tórax. El abdomen y las patas poseen bandas negras y blancas, además tiene una notable línea blanca central en el tórax y cabeza. A este zancudo se le atribuye la transmisión de la fiebre amarilla y de la fiebre chikungunya, entre otras.

 

Según Romeo Montoya, especialista en enfermedades transmisibles y no transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la ruta de invasión de este zancudo ha incluido Centroamérica.

 

“A nivel de Centroamérica, en Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Panamá ya está confirmado que está circulando el Aedes albopictus que es el famoso tigre asiático”, señaló Montoya.

 

Sin embargo, dijo que las condiciones climáticas no favorecen para que este zancudo sea un potente transmisor y afecte con la misma agresividad que el Aedes aegypti.

 

“En las Américas se ha comprobado que el transmisor ideal del dengue es el Aedes aegypti. No es como en Asia, donde tiene ese nombre de ‘tigre asiático’, porque allá es el transmisor ideal, pero en América no se ha comprobado”, explicó Montoya.

 

Además apuntó que la llegada de este zancudo a Honduras pudo producirse durante el transporte de personas o de mercancías con restos de agua acumulada, tal como neumáticos usados, o plantas ornamentales, por ejemplo, el bambú.

 

A diferencia del Aedes aegypti sus huevos son resistentes a la desecación (eliminación de la humedad) hasta por un año, por lo que puede también entrar en cauchos usados importados que llevan sus huevos secos internamente, una vez en contacto con el agua, se abren y emergen las larvas.