Nacionales

Sigue investigación de crimen de productor

  • Policía asegura que no hay detenidos ni sospechosos en el crimen de Gregorio García

CORRESPONSAL/BLUEFIELDS

 

La Policía confirmó ayer que Gregorio García Blanco, de 40 años, asesinado a balazos por sicarios todavía no identificados la tarde del 4 de octubre, estuvo relacionado al caso de la finca El Encanto, comarca El Pavón, Cruz de Río Grande, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), donde resultaron muertos tres civiles y un soldado del Ejército resultó gravemente herido.

 

El segundo jefe de la Policía del Atlántico Sur, comisionado Olivio Salguera Hernández, dijo que García “estuvo relacionado a los sucesos de El Encanto, tenemos entendido que él fue quien hizo la denuncia y fue asesinado el 4 de octubre”.

 

“Ya el equipo técnico trabaja en la zona, estamos trabajando coordinadamente con la Policía y el Ejército, tenemos que entender que esa zona es muy lejana y de difícil acceso, por tanto en los próximos días tendremos información preliminar de cómo avanzan las investigaciones”, dijo Salguera.

 

Dijo que hasta el momento no hay personas detenidas ni sospechosas por este caso.

 

IBA PARA SU CASA

 

García fue acribillado cuando se trasladaba a su casa, a bordo de su bestia, luego de trabajar en una huerta familiar junto a su hijo de 11 años.

 

En ese momento, el muchacho se encontraba como a diez metros detrás de su padre cuando escuchó varias detonaciones y vio caer a su papá.

 

Cuando eso ocurrió el muchacho corrió a la casa a darle aviso a su mamá, Josefa Sequeira.

 

DENUNCIÓ PRESENCIA DE HOMBRES ARMADOS

 

El 18 de mayo del 2008 García denunció ante la Policía de la Cruz que en la comarca El Pavón, finca El Encanto, habían hombres armados que atemorizaban a productores locales y producto de esa denuncia las autoridades públicas junto a soldados del Ejército hicieron presencia en la zona y habrían provocado la muerte de tres civiles.

 

Los agentes fueron acusados por el Ministerio Público por el delito de homicidio, no obstante recuperaron su libertad luego que su abogado defensor, el doctor Peter Martínez, demostrara que actuaron en defensa propia.

 

Los dos policías que fueron encausados fueron: José Miguel Romero y Feliciano Jesús Rodríguez y el soldado Wilfredo Adrián Reyes.

 

Los muertos fueron identificados como José Miguel Salazar, Santos Reyes y Melvin López.

 

Posterior a este suceso, García Blanco fue denunciado en la Policía de La Cruz por los dueños de El Encanto, por amenazas y fue encarcelado, sin embargo, semanas después recuperó su libertad porque no hubo pruebas en su contra.

 

DENUNCIA NO FUE ATENDIDA

 

Luego de esto García se trasladó a Bluefields y denunció que los peones de El Encanto se le robaron 300 cabezas de ganado.

 

García dijo en su momento que aunque interpuso su denuncia ante la Policía y los Derechos Humanos, nadie lo apoyaba y sentía que su vida corría peligro.

 

La tarde del 4 de octubre fue acribillado a balazos, por unos diez sujetos que la Policía aún no ha identificado.