Portada

Policía voluntario mata a su pareja

Información Adicional

Luis Eduardo Martínez M.

 

 

En condiciones delicadas fue llevado a un hospital de Managua el policía voluntario Bismarck Pérez Martínez, de 35 años, quien presuntamente quiso suicidarse disparándose con un fusil Ak, instantes después de matar a su pareja, en la ciudad de Matiguás, departamento de Matagalpa.

 

Las autoridades policiales de la localidad aún indagan los motivos del femicidio registrado a las 7:30 a.m. de este viernes en el barrio Linda Vista, donde la mujer de 27 años, Zeneyda Martínez, originaria de la comunidad Apantillo El Sabalar, recibió tres tiros en la espalda, asestados supuestamente por Pérez.

 

De acuerdo con reportes preliminares de la Policía, desde hace un par de meses la joven laboraba como doméstica para una familia en el barrio Ismael Castillo de Matiguás, pero salió cerca de las 7:00 a.m. de ayer a realizar algunas diligencias y se encontró con Pérez, con quien sostenía una relación de pareja pero no vivían en la misma casa.

 

LO IRÍA A DENUNCIAR POR ACOSO

 

La joven iría a la Comisaría de la Mujer y la Niñez en Matiguás a interponer una denuncia en contra de Pérez, porque el hombre —que tenía aproximadamente ocho años sirviendo como policía voluntario— la acosaba telefónicamente y también llegaba a buscarla cerca de la casa donde trabajaba y vivía.

 

Como parte del plan de protección policial a los centros escolares, este viernes Pérez estaba en funciones en el Colegio Miguel Larreynaga y, según la versión que otro testigo dio a la Policía, el uniformado reclamó a la muchacha y ella optó por irse.

 

Sin embargo, el hombre la siguió unas tres cuadras y frente a un bar del barrio Linda Vista le disparó impactando un tiro en la pared de una pulpería a la que Martínez entró para protegerse.

 

El policía voluntario le disparó otra vez, asestándole en la espalda. “La muchacha cayó en un charco de aguas negras, él se le acerca y le da dos balazos más en la espalda”, dijo una fuente policial, bajo condición de anonimato, agregando: “El policía se sienta —cerca del cuerpo de la joven— y se pega un tiro con el fusil”.

 

Según la fuente, el disparo en el mentón provocó serias lesiones a Pérez en la parte derecha del rostro, con afectación en el ojo, por lo que cayó sobre Martínez.

 

Martínez y Pérez fueron llevados al centro de salud San José de Matiguás, donde falleció la joven, mientras que el policía voluntario fue remitido al hospital de Matagalpa y posteriormente a Managua.

 

La muchacha era madre de un niño de 11 años y una niña de 10, quienes quedan bajo el cuido de la familia materna.

 

OTRAS VÍCTIMAS

 

Zayda Janeth Guzmán Matus, de 17 años, fue la primera víctima de este año. Murió el 26 de enero en el caserío Los Vásquez, en la ruta entre Matagalpa y Jinotega. La mató su compañero de vida, Omar Antonio Araúz Martínez, quien fue detenido y aceptó haber matado a la muchacha. Fue condenado por violación seguido de femicidio. Fue sentenciado a 34 años y medio de prisión.

 

En marzo otra violación seguida de femicidio ocurrió en Matagalpa. Rosa María Sequeira fue violada y estrangulada por Silvio José Urbina Castro, quien dijo que andaba en estado de ebriedad y drogado. Fue condenado a 41 años y seis meses de prisión por violación agravada y femicidio.